Entrevista a Luisa Zarzana, psicóloga del Atlético Sanluqueño Femenino

Luisa Zarzana cumplirá esta temporada su segundo año como psicóloga del senior femenino del Atlético Sanluqueño. Una pieza fundamental en el cuerpo técnico de Baldo, el máximo responsable de que Luisa acabara recalando en las filas del Atlético Sanluqueño Femenino, consciente de sus capacidades y de lo mucho que podía aportar la figura de una psicóloga en su equipo.

¿En qué consiste el trabajo de Luisa Zarzana como psicóloga del senior femenino?

No es solo “Luisa Zarzana”, es el trabajo del cuerpo técnico, que lidiamos, analizamos, y actuamos según las necesidades que puedan tener las jugadoras. Sí es cierto que yo pongo el conocimiento y la experiencia, pero es un trabajo en red.

Yo voy a todos los entrenos que mi vida laboral me deja, analizo el juego de las chicas a nivel de actitud, de ganas, de entrega. Ya no solo como juegan, sino la garra que les ponen. En nuestro equipo cuenta mucho las ganas que se le pone.

En el partido de la semana aporto mi apoyo emocional y motivacional en las dificultades que se pueden plantear, sin negar que disfruto como una aficionada más. Y aparte, organizamos dinámicas de grupos que nos ayuda mucho a exteriorizar las emociones.

¿Por qué te introdujiste en el mundo de la psicología y posteriormente en la psicología deportiva?

La psicología siempre me ha llamado la atención, y ahora puedo afirmar que no he podido elegir mejor profesión. Me llena en todos los sentidos. Lo de la psicología deportiva es porque, yo de pequeña también jugaba al fútbol y no vi mejor manera de unir mis dos pasiones. Deporte y psicología.

¿Cómo es trabajar con Baldo?

Conozco a Baldo desde que yo era pequeña. Trabajar con él es súper gratificante. Aprendo de él y me siento muy querida y protegida. Me da mi sitio, y yo a él lo admiro como entrenador.

¿Qué aspectos crees que se deberían trabajar más con una futbolista?

Cohesión, autocontrol, control de impulsos, exteriorizar sentimientos, empatía. Tener el sentimiento de un equipo.

¿Tu trabajo está enfocado solamente a las jugadoras o también al cuerpo técnico?

En el cuerpo técnico hay más de uno que necesita una de mis charlas profundas, pero yo los cuido de otra manera, desde la amistad, dejando de lado el aspecto profesional, con ellos me relajo y soy “La Luisa amiga”. A veces me piden consejos para su familia, algo muy puntual. Aunque es cierto que con las jugadoras, hay con quién haces más migas, es más profesional que con el cuerpo técnico. 

¿Por qué crees que es necesaria la figura de una psicóloga en el mundo del fútbol?

Porque creo que la figura de la psicóloga es necesaria en todos los mundos. El fútbol no va a ser una excepción. Cualquier deporte que te exija concentración, esfuerzo, gestión de las emociones negativas y positivas y un largo etcétera necesitaría un psicólogo o psicóloga.

¿Qué métodos de trabajo llevas a cabo con las jugadoras?

Me gusta ver, analizar y si algo no le cuadra saco a la jugadora aparte y hablamos. También ellas suelen pedirme un rato del entreno para hablar.

¿Ser psicóloga en un equipo de fútbol es muy diferente al de otros ámbitos?

Ser psicóloga de un equipo, o de un grupo de personas en una empresa, es algo muy parecido. He tenido experiencia haciendo dinámicas grupales de trabajo en empresas, pero a lo que estoy acostumbrada es al trabajo individualizado. Pero siempre es un reto aprender, y yo estoy aprendiendo mucho con las chicas y con mi cuerpo técnico.

¿Te encontraste la temporada pasada con muchos problemas debido a la pandemia?

Psicológicos en el equipo no, solo cuando hubo muchos casos a la vez (en los que me incluí) y pasamos una etapa más difícil. Pero como una familia cada día nos preguntábamos cómo estábamos y hacíamos videollamada.

Fuera del equipo, en mi consulta privada, sí que he tenido algunos casos de ansiedad debido al virus.

El año pasado fue tu primera temporada en el equipo ¿qué valoración haces del año?

Tenemos un equipo que sabe jugar desde atrás, que no le asusta tener la pelota y que no juega al balonazo. Las niñas captan la idea de Baldo muy bien y lo reflejan en los partidos. Quizás no estemos muy acertadas en acabar la jugada en gol.

Con respecto a mi trabajo, cada vez que he propuesto una dinámica o he querido hablar con ellas personalmente, nunca me han puesto inconveniente, es más, lo hacen gustosamente.

¿Qué objetivos te planteas para esta temporada?

Una temporada ideal desde mi perspectiva sería que las chicas jugarán dejando de lado todo lo malo de afuera, que fueran capaz de transformarlo en energía y en garra, servir de mediadora en los conflictos internos. Dar en las claves motivacionales. Yo creo que esa es la receta secreta para que terminemos en lo más alto posible de la tabla, que así será.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Share This